¿Sabes cómo puede ayudar la impresión 3D a la arquitectura?

Impresión 3D y arquitectura: una nueva forma de construir

Los avances tecnológicos están haciendo evolucionar la industria arquitectónica a pasos agigantados. ¿Es la impresión 3D el futuro de la arquitectura?

En un tiempo presente tan marcado por el futuro y la sostenibilidad de este, parece lógico pensar que la arquitectura va a encontrar en la tecnología y sus avances, formas de construcción más eficaces. Y entre ellas, hoy queremos presentaros una de las que más en auge están actualmente: la impresión 3D. Si no sabes qué es esta nueva tecnología y quieres saber cómo puede marcar el futuro de la arquitectura, no puedes perderte este post, en el que te damos todas las claves. ¡Empecemos!

¿Qué es la impresión 3D y cómo afecta a la arquitectura?

Es conveniente empezar explicando que la impresión 3D es un método de impresión que utiliza la luz láser ultravioleta para transformar un líquido fotopolimérico en capas de materiales sólidos, que se van superponiendo y uniendo para formar diferentes formas. Una tecnología que supuso un giro de 360 grados para la típica impresión en papel y que aunque ahora encuentra su momento de mayor esplendor, fue inventada en 1986 por Chuck Hull.

En un primer momento, la impresión 3D se empezó a utilizar en campos como el automovilístico, pues permitía construir pequeñas piezas de forma mucho más eficaz. Sin embargo, con el tiempo las impresoras 3D han ido afinando su funcionamiento y actualmente se utilizan en múltiples ámbitos como la medicina o la arquitectura.

En el caso de esta última, el contar con aparatos de impresión 3D ha permitido tanto a diseñadores como a arquitectos ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero, sobre todo en la fase de diseño de la construcción. La impresión en 3D permite dar forma tridimensional a diseños que antes solo tenían cabida sobre plano. La creación de maquetas tridimensionales permite una mejor muestra del trabajo para el arquitecto y un mayor entendimiento para el cliente, pues ambos pueden ver hasta los pequeños detalles de la futura construcción. Además, esta maqueta puede ser realizada por el propio arquitecto, sin depender de un tercero, normalmente un artesano, que dé tridimensionalidad a su proyecto.

Esto que ya es un considerable avance con respecto a tiempos pasados, dista mucho de ser el final de la impresión 3D en el mundo arquitectónico y ya están planeando nuevos avances y utilizaciones de esta tecnología.

¿Es posible construir una casa con una impresora 3D?

Si construir una maqueta con los más mínimos detalles es posible gracias a la impresión 3D, ¿por qué no lo sería desarrollar una casa real? Es eso lo que muchos arquitectos han pensado y ya están manos a la obra. Un claro ejemplo de ello es el estudio de arquitectura holandés DUS Architecs, que tienen previsto terminar un proyecto arquitectónico con impresión 3D en 2017. Mediante el empleo de bioplásticos, los arquitectos ya han dejado ver algunas muestras de su trabajo.

Un ejemplo arquitectónico realizado mediante impresión 3D

Y si en el proyecto de los arquitectos holandeses primaba la utilidad, sobre la forma, el proyecto de impresión 3D que llevo a cabo el estudio Softkill Design, es totalmente lo contrario. Las conocidas como protohouse 1.0 y protohouse 2.0, están construidas totalmente por impresoras 3D, pues hubiese sido prácticamente imposible el desarrollarlas de otra forma. Y es que estas “protocasas” están desarrolladas con pequeños hilos de material que se interconectan para formar estructuras más grandes. Pequeñas fibras que fueron impresas a una escala casi real (1:33) y que parecía más una forma de probar las posibilidades de esta nueva tecnología que de construir algo habitable.

Un ejemplo más artístico de impresión 3D

Quién sabe, quizá en tan solo unos años los proyectos que nos desplacemos a fotografiar en Nivelarte, estén realizados mediante impresión 3D. Y es que somos unos grandes apasionados de las nuevas tecnologías y de cómo estas hacen más interesante nuestro trabajo. ¡Y el futuro parece imprimirse en 3D!

You may also like

Leave a comment