VPO para los Mineros en Cerredo, Asturias

VPOs en el corazón de Asturias.

Hablar de proyectos arquitectónicos singulares en España siempre es un orgullo y un placer. En esta ocasión nos desplazamos a Asturias a fotografiar unas viviendas de protección oficial construidas en Cerredo.

Contexto.

El proyecto realizado por Zon-e Arquitectos y construido en 2009 resulta, desde nuestro punto de vista, magnífico tanto en su diseño como en su acabado final. Las formas angulosas que predominan invitan a pensar en minerales o en carbón procedente de la mina (curiosamente, el principal sector económico de Cerredo). La fachada oscura, recubierta de pizarra, refuerza esta sensación “mineral” del conjunto.
Por otro lado, destaca exteriormente la disposición de las galerías que sobresalen de la fachada sur contrastan en el edificio. Todo un acierto energéticamente hablando que además, hace que los habitantes de los pisos puedan disfrutar de las magníficas vistas de la Cordillera Cantábrica. Si os fijáis la fachada norte es mucho más cerrada y queda resguardada del frío con ventanas más pequeñas (ahí se localizan los dormitorios).

Enfoque de Nivelarte.

Cuando nos “enfrentamos” a un proyecto de este estilo, siempre tratamos de documentarnos lo máximo posible para lograr trasladar en las fotografías todas las ideas del arquitecto: estudiar los planos, las descripciones de la obra, etc. es fundamental para el fotógrafo de arquitectura.
En esta ocasión, en la web de los arquitectos tenemos mucha y muy variada información que nos permitió planificar la sesión y tener claro qué perspectivas, encuadres y momentos fotografiar. Luego, una vez en el sitio, es cuando se termina de comprender el edificio y el trabajo acaba de tomar forma.
Al tener una forma muy compacta, optamos por realizar panorámicas de todo el bloque, de forma que se trasladara al espectador la forma general del edificio. Al estar razonablemente aislado, no tuvimos que hacer nada raro: trípode, objetivo corto e ir cambiando de ángulo para mostrar las diferentes fachadas.
En los detalles sí que nos apoyamos de un teleobjetivo porque preferimos realizar una labor más concreta: la disposición de las ventanas, los acabados y encuentros, la textura y los colores de la pizarra que recubre el edificio requería de más técnica y precisión, especialmente en el tratamiento de la luz y los reflejos.
Finalmente, nos pareció interesante ilustrar dónde está el edificio en relación al pueblo y el cómo se integra con los edificios circundantes. Para ello toco hacer una excursión a una pequeña montaña localizada junto al pueblo desde la que lanzamos esas fotografías.

Resultado del trabajo

Estamos orgullosos del trabajo: representa fielmente el edificio y, además, son atractivas ;-). Como veis, no nos pudimos resistir a hacer un pequeño juego con la fotografía del pueblo, con un divertido efecto maqueta.

Esperamos que a vosotros también os gusten y no dudéis en compartirlas en redes sociales.

You may also like

Leave a comment