¿Para qué sirven las infografías 3D en un portfolio?

¿Qué aportan las infografías 3D en un portfolio?

Las infografías 3D en un portfolio permiten que los arquitectos muestren más allá de su trabajo, descubriendo cuáles son sus capacidades de invención en cualquier tipo de proyecto. Hoy te descubrimos todos los detalles.

Ser capaces de idear y recrear cualquier proyecto arquitectónico, es algo muy positivo para cualquier arquitecto y no solo en el tiempo presente, como ya os hemos demostrado, sino también de cara al futuro. Aunque este proyecto finalmente no se lleve a cabo, su elaboración previa permitirá mostrar al arquitecto de lo que es capaz a próximos clientes. Por ello, hoy queremos hablaros de por qué la inclusión de infografías 3D en un portfolio, es algo totalmente imprescindible.

4 razones por las que incluir infografías 3D en un portfolio

  1. La cantidad, genera confianza: este es el punto primero y básico a partir del cual se van a regir el resto de razones. Cualquier cliente que busque a un arquitecto para desarrollar una obra arquitectónica necesita confiar en él y en que va a saber encarar el proyecto de forma correcta y satisfactoria. Y aunque las palabras están muy bien en algunos sectores, en la industria arquitectónica se debe demostrar con hechos e imágenes. Y no una o dos, sino que cuantos más, mejor. Porque un arquitecto que demuestra que tiene un amplio bagaje tras de sí, da a conocer su marca y se presenta como una buena opción para cualquier proyecto.
  1. No tienes limitaciones: al incluir en tu portfolio únicamente imágenes de edificios que se han realizado, estás limitando y mucho, tu trabajo. Esto es algo básico cuando estás empezando y todavía ninguno de tus proyectos arquitectónicos se ha construido, pero también cuando tu carrera está más avanzada. Por ejemplo, puede que a lo largo de tu carrera te hayas limitado por ciertas circunstancias a un tipo concreto de construcción, pero esto no quiere decir que solamente sepas realizar ese tipo de construcción. Con las infografías 3D en un portfolio, erex capaz de mostrar a cualquier cliente de lo que tu imaginación e inventiva es capaz. Y aunque nunca hayas construido un edificio así, darás la confianza necesaria para que sepan que puedes hacerlo.
  1. Los proyectos rechazados, no son horas perdidas: el pensar, idear y diseñar cualquier proyecto, lleva unas horas de trabajo que parecen perdidas si el proyecto finalmente es rechazado. Sin embargo, este diseño que ahora ha sido rechazo, puede servir para convencer a un cliente futuro. Tienes que tener en cuenta que lo que quiere un cliente, no tiene por qué ser lo que quieren todos y descartar tu trabajo una vez rechazado, puede hacer que pierdas nuevas oportunidades laborales. 
  1. Te permite jugar con las posibilidades: a la hora de desarrollar infografías 3D en un portfolio, no debes limitarte a proyectos que un cliente te haya encargado, sino que puedes jugar con ideas que tengas en la cabeza y quieras ver cómo quedarían. Esto no solo demuestra una gran capacidad de invención, sino también iniciativa y ganas de querer seguir mejorando y aprendiendo.

 En definitiva, las infografías 3D en un portfolio lo enriquecen y hacen que sea más atractivo para cualquier cliente. Es por ello que en Nivelarte nos hemos especializado en su creación, para poder darle a nuestros clientes una mayor gama de posibilidades a la hora de presentar tanto sus proyectos como sus ideas. ¡Recuerda! Si tienes una obra arquitectónica, nosotros la retratamos. ¿Tienes una idea? Nosotros la proyectamos.

You may also like

Leave a comment